Delirio

El Delirio


Hace casi dos semanas he visitado El Delirio. Ya con las precauciones de COVID, la distribución de mesas no es como normal. De momento hay ocho mesas dentro y cuatro fuera. No hay taburetes en la barra. Este viernes sobre las 15h había tres mesas ocupadas dentro y una fuera. Y sobre las 16h era justamente al revés. Hay wifi gratis en el local, pero hay que pedir la clave.
 
Como siempre empecé con un tinto de verano. Para mi gusto era un poco flojo de sabor. De tapita me pusieron un fajita de pollo, con poco cebolla rojo y tomate. Según el camarero depende del cocinero como se las ponen. A veces doblado como hoy, otras veces abiertos.
El camarero era muy amable. Como la cosa estaba bastante tranquila él tomó su tiempo para hablar conmigo. El lleva 3 años aquí, y piensa que esta bar llevaba un año abierto cuando él llegó.
 
En la calle Pedro Antonio hay otro El Delirio, que probablemente lleva unos 4 años más abiertos. Allí hay más familias que visiten este restaurante, porque hay más mesas bajas.
En la calle Varela la edad media de los clientes es de 20 a 35 años.
Hay muchos guiris que visiten el bar, muy probablemente por eso los días más fuertes son de lunes a jueves y más concretamente el lunes, martes y jueves tarde El viernes a medio día es el momento más flojo para ellos.
 
Los jóvenes piden mucho las margaritas. A parte de las más comunes, con limón y fresas, las ponen también de melón y otras frutas.
De vinos tintos tienen siempre cuatro posibilidades. El Delirio de Granada, y un Ribera y un Rioja. El cuarto siempre cambia y esta vez había el Campesino de la Toro región. La copa del vino especial y la de Granada valen 3,50 y de Ribera y Rioja 3 euros.
Luego tienen de blanco un Rueda, un semi dulce y un frizzante.
 
Así que por la segunda, decidí de probar el AC de Ribera, porque no lo conocí. De tapita pusieron esta vez medio taco, con una ensalada, algo picante, de pollo tirada muy fina, zanahoria, naranja y algunas cosas más. Me ha gustado, aunque hubiera preferido una tapa que no era de pollo, como la primera también la era.
 
Además de tapas tienen una carta bastante extensa. Quería probar los nachos Michoacan. Como era mucha para una persona sola, el camarero ofreció de pedir una media, aunque no sale en la carta. Y si, era más que suficiente. Los nachos llegaron algo templada de temperatura a la mesa, pero me ha gustado el sabor.
 
Normalmente están abiertos todos los días de 12.30h a 0.00
Por el COVID el horario se cambia.

 

Dirección: Calle Varela 11
Facebook 
Pagina w
eb

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.